MAMÁ VA AL COLE.

MAMÁ VA AL COLE.

Estos días, muchos niños y niñas se están enfrentando a un gran acontecimiento, vital en sus vidas, y que no todos están viviendo de la misma forma: su primera vez en la escuela. Estos primeros días que los niños y niñas viven en el colegio van a ser cruciales, pues sus vivencias van a influir en el futuro desarrollo de las actividades que se realicen junto al resto de compañeros y a los docentes. Y hay un aspecto que no debemos olvidar y que es de suma importancia, ya que este proceso va a suponer la ruptura con la figura de apego y adaptarse a un nuevo lugar diferente a la casa, con un nuevo horario, y con personas a las que hasta ahora no conocía. En pocas palabras, el niño pasa de un ambiente que controla y domina y en el que se siente protegido y seguro, a otro que no conoce y que le provoca inseguridad, suponiendo un conflicto. La forma y el tiempo en que supere dicho conflicto, es lo que conocemos como periodo de adaptación.
Pero no nos engañemos, este periodo de adaptación no es exclusivo de los niños y niñas, ya que padres y docentes también lo vivimos a nuestra forma. Los docentes necesitamos nuestro tiempo para darnos a conocer y conocer a nuestro alumnado, y crear los necesarios lazos emocionales en ambas direcciones. Y los padres y madres, que pueden tener cierta ansiedad al sentirse culpables por cómo el niño está viviendo este proceso, también necesitan su periodo de adaptación para confiar en el educador de su hijo y ser consciente que superar estos primeros días servirá a los niños y niñas a adquirir la seguridad necesaria para conseguir la estabilidad en el desarrollo de su personalidad, respetando siempre su individualidad.
Partiendo de la base, por tanto, de que este proceso de adaptación en el colegio es vital y necesario, no es nuestra intención recomendaros ningún libro en concreto que ayude a superar este proceso a los niños y niñas de forma más adecuada, a modo de fórmula mágica, ya que se trata de un proceso intrínseco al propio niño que él mismo debe superarlo, a su propio ritmo. No obstante, si podemos disfrutar junto a los más pequeños algunos títulos que recogen historias que nos ayuden a conversar sobre este momento en el que están inmersos y que les hagan ver que lo que están viviendo de forma tan intensa es algo normal. Tal es el caso de “Mamá va al cole”, un fabuloso álbum escrito e ilustrado por Éric Veillé, editado por Blackie Books.
Es el primer día de cole para la pequeña protagonista de esta historia. Cuando llega se encuentra ante un grupo de niños y niñas que no paran de llorar y hacer rabietas y se pregunta ¿Que les estará pasando? ¿Por qué lloran todos? ¿Por qué no están sus papás con ellos? ¿Qué hay en este lugar que los pone tan triste? Y como no lo tiene muy claro, consigue convencer a su mamá, utilizando para ello los métodos más variopintos, para que se quede con ella, aunque a las maestras esto parece no hacerles mucha gracia.
Todo va sobre ruedas al principio, pues la pequeña está encantadísima de que su mamá se quede en el cole y juegue, coma con ella, salga al patio con los demás niños, como si fuera una más, pero la que parece no llevarlo tan bien será la madre, que no se encontrará su sitio entre tanta silla pequeña, juguetes diminutos,… ¡mientras que la pequeña parece que se va encontrando cada vez más a gusto!
“Mamá va al cole” nos ha encantado, especialmente, porque muestra a la perfección como es el proceso de adaptación los niños y familias a la escuela, reflejando fielmente cómo se desarrollan los distintos momentos por los que van a pasar ambos y que demuestran que dicho periodo se puede superar sin problemas, facilitando así el desarrollo individual y social de los niños y niñas. Solo hay que tener paciencia y dejar que ellos mismos se vayan acostumbrando a esta nueva etapa de sus vidas… al igual que nosotros hemos de hacerlo.

Os dejamos con este simpático video en el que podréis conocer un poco más de este fabuloso álbum:

JOSÉ CARLOS.

Source: soñando cuentos

2017-09-12T18:30:00+00:00 12 / 09 / 2017|Soñando cuentos|