LOS "POEMARIOS DE LA PÁGINA ESCRITA" (9) "Las alas del AVEcedario", de Antonio Rubio

Inicio/INFORMACIÓN/Versos e aloumiños/LOS "POEMARIOS DE LA PÁGINA ESCRITA" (9) "Las alas del AVEcedario", de Antonio Rubio

LOS "POEMARIOS DE LA PÁGINA ESCRITA" (9) "Las alas del AVEcedario", de Antonio Rubio

Las alas del AVEcedario


Antonio Rubio

Ilustraciones de Rebeca Luciani

Faktoría K de libros. Col. Orihuela. 2017

Pasión por lo que hace es una de las características de Antonio Rubio (El Puente del Arzobispo, Toledo, 1953). Docente implicado, dinamizador literario en bibliotecas escolares, director de colección, formador del profesorado y enorme poeta.
     
     Antonio Rubio no entiende la vida sin la lectura y la escritura. Y bien se nota en sus libros. Sus aportaciones en la colección “De la cuna a la luna” (Kalandraka) es un ejemplo de dedicación a los más pequeños, acercándoles unas  primeras palabras y ritmos poéticos. Pero Antonio Rubio es más que eso. Entre sus numerosos libros podemos destacar “Almanaque musical”, La mierlita”, “Versos vegetales”, “7 llaves de cuento” o el magnífico “Las alas del AVEcedario” que hoy nos ocupa.
     

Antonio Rubio

     Este poemario es un enorme y florido repertorio de aves que el autor, de manera inteligente, relaciona con el abecedario. Hay una variedad enorme de ejemplares avícolas. Cada letra nos muestra un pájaro y su pequeño (o gran) mundo. Es la potencia de la palabra poética que canta de manera musical el espíritu de esas aves que sentimos próximas y muy vivas.
     
     Cuco cuclillo, / taimado y pillo, / pone sus huevos / en otro nido, / por sorpresa y escondido, / cuidando de no ser visto. / Cu-cú, cu-cú… Y el autor termina el poema relacionando al cuco con el reloj de pared, torpe imitador de su ruido.
     

Ilustración de Rebeca Luciani


     Estamos ante un poemario muy rico lleno de juego de palabras, dobles sentidos, que nos descubrirán curiosidades de cada ave. Por consiguiente no hará falta decir que el elemento lúdico destaca claramente en el tono de la obra.

     

     Conviene resaltar, también, el aspecto formal de los poemas. Varía en función del ave cantada y dota al poemario de una heterogeneidad que se agradece. Distintos modelos estróficos y de rima que enriquecen el discurso poético.Todo el conjunto de la obra es un muy buen ejemplo de poesía y musicalidad (como debe ser la buena lírica). Y uno siente el vuelo del mirlo y quiere volar con él, estar en el auditorio de estrellas del búho, completar un viaje ultra-super-rápido con el negrón o entrar en el Cancionero de la mano de la tórtola.
     
     Y qué decir de las hermosísimas ilustraciones de Rebeca Luciani. Una fiesta de color, llena de detalles que embrujan. Una explosión estética para los sentidos. La propia Rebeca Luciani admite que “el color es para mí como respirar. Es necesario y es siempre un desafío en donde él no deja de serme absolutamente generoso”. Bien se nota en este libro, auténtico tesoro estético de palabra y color.
.

                                                                                                        ANTONIO GARCÍA TEIJEIRO
Fundación Jordi Sierra i Fabra. Barcelona

Source: Versos e Aloumiños

2017-10-07T01:00:00+00:00 07 / 10 / 2017|Versos e aloumiños|