La primera guía de viaje para recorrer España en ‘transporte público’

Inicio/INFORMACIÓN/Librópatas/La primera guía de viaje para recorrer España en ‘transporte público’

La primera guía de viaje para recorrer España en ‘transporte público’

Quizás decir que esta es la primera guía de viaje sobre España sea demasiado aventurado, pero decir que es la primera guía de viaje para recorrer España en transporte público no lo es tanto. La Biblioteca Nacional acaba de comprar el “primer mapa de postas de la Península Ibérica”, como acaba de anunciar en una nota de prensa. El mapa fue publicado en París en 1721 y realizado por el cartógrafo y editor francés Alexis-Hubert Jaillot.

El mapa permite seguir de forma clara el reparto de postas y las rutas existentes. “Los trazados, que aún mantienen sus colores originales, señalan las fronteras de la Península Ibérica y sus adyacentes. Con marcas más gruesas de color rojo se señalan las denominadas rutas de postas, que unían las diferentes casas de postas repartidas por el territorio español y servían de guía a los repartidores del Correo Mayor“, explican en la nota de prensa. Las rutas parten de forma mayoritaria de Madrid, como se puede ver en este mapa, y desde ahí llegan a las diferentes partes de la península.

Los sistemas de postas empezaron, como explican en la nota de prensa de presentación del mapa, como sistema de correo. Eran lo que permitía mandar mensajes de un lado a otro y estaban limitados al correo oficial en un primer momento. A partir del siglo XV, cuando la Universidad de París comenzó a hacerlo, las postas asumieron también el correo que se enviaban particulares.

Pero el sistema de correos no solo era importante para el envío de la cartas e información sino que se convirtió , añadimos, también en un elemento crucial para desplazarse (de ahí que hayamos empezado hablando de guías de viaje). Las casas de posta eran las paradas en las que se cogía y dejaba correo y se cambiaban los caballos para seguir avanzando pero también eran los espacios en los que se podía parar en viajes.

Pero, además, los coches que llevaban el correo también acogían viajeros, que podían viajar con la posta.  En una guía de principios del siglo XIX, se explicaba que para poder viajar con la posta había que conseguir licencia de viaje y pagar por el viaje (cuarenta reales de vellón, pero también había que pagar si se iba en un carruaje al mismo tiempo que la posta, algo que se hacía por seguridad), a menos que se tuviese menos de siete años.

Fotos | Cortesía de Biblioteca Nacional

The post La primera guía de viaje para recorrer España en ‘transporte público’ appeared first on Librópatas.

Source: Librópatas

2019-05-13T14:30:54+00:00 13 / 05 / 2019|Librópatas|