EL IGLÚ.

Hay libros que te provocan carcajadas, otros libros que te emocionan. Libros que te te provocan tristeza e, incluso, libros que te dejan indiferentes… Pero hay otros libros, y estos no son fáciles de encontrar, que te llegan directamente al corazón. Libros que te tocan tu fibra más sensible y son capaces de ponerte los pelos de punta cuando llegas al final de la historia.
Y uno de esos libros es “El Iglú”, escrito por Jesús López Moya e ilustrado por Zuriñe Aguirre. Cuando ayer llegó a mis manos ya sabía que no me iba a defraudar, pero lo que no me esperaba era que me iba a llegar tan adentro, tanto que, después de leer este álbum y pasar la última página, me quedé largo rato sin poder pensar en otra cosa que en los protagonistas de esta historia, que es similar a las vidas de muchas personas que nos rodean y que parece que nada tiene que ver con la nuestra. Protagonistas que pueden ser tan reales como la vida misma y que a veces son invisibles para nosotros, pero si nos fijamos bien están ahí.
La historia de El Iglú ocurrió de repente, en un pueblo, donde apareció sin más un iglú un lunes por la mañana. Era raro, muy raro. No se derretía, no tenía puertas, ni ventanas… Ni tan siquiera esquimales a su alrededor. Todos se quedaron boquiabiertos ante este misterioso iglú y todos se hacían preguntas,  ¿cómo? ¿cuándo? ¿por qué ha llegado hasta aquí este iglú? … Pero ninguna de estas preguntas tenían repuesta. Lo que si parecía estar claro es que si era algo desconocido no podía ser bueno. 
¿Quién estará dentro de ese iglú? Como suele pasar siempre, la novedad poco poco va desapareciendo, dando paso a la indiferencia, y lo que hoy es noticia, mañana será reemplazado por otra novedad y definitivamente caerá en el olvido. Aunque afortunadamente, siempre habrá alguien que seguirá preocupado por descubrir qué es lo que está pasando, intentando no dejar las preguntas sin respuesta, y alguna de esas respuestas están dentro de las páginas de este álbum.
Realmente la historia de Jesús López es impactante. Una historia para aprender a mirar más allá, con los ojos de dentro, los del alma, los del corazón. Una historia para llamar nuestra atención e invitarnos a ser más solidarios con aquellos que están ahí, pero que para muchos resultan invisibles. Sin duda, El Iglú me ha gustado especialmente porque el autor huye del final predecible y dulcificado que todo el mundo esperaría, proponiendo un final que nos haga entender que tenemos que reaccionar de una vez ante las injusticias, porque si lo pensamos bien, poco a poco nos estamos acostumbrando a la indiferencia y a volver la mirada hacia otro lado, evitando mirar los problemas de los demás, que nos necesitan, y eso no debemos dejar que siga pasando.
Y si al cuidado texto le unimos las maravillosas ilustraciones de Zuriñe Aguirre, pues el resultado no puede ser otro que un álbum ilustrado espectacular. Ilustraciones dulces, cargadas de altas dosis de sensibilidad, que suponen el complemento perfecto a esta historia que nos recuerda que el mundo está lleno de iglús y que es nuestro deber ayudar a  aquellos que están dentro.
“El Iglú” ha sido editado por Bookolia.
JOSÉ CARLOS.

Source: soñando cuentos

2017-06-14T17:22:00+00:00 14 / 06 / 2017|Soñando cuentos|